Skip to content
¿Cómo cuidar tu orquídea?

¿Cómo cuidar tu orquídea?

Desde Arte Cultivos queremos darte algunos tips para cuidar tus orquídeas, para que no te compliques y veas que con un poco de amor y paciencia puedes tener esta hermosa planta en tu hogar.

La variedad de orquídeas que puedes ver en nuestra tienda son las Phalaenopsis mini, y están conformadas por las raíces que deben estar en un musgo adecuado para ellas, no en tierra; las hojas de la planta, las varas florales y sus flores y botones. Cada 2 o 3 años debes cambiarle el musgo, aprovechando a cortarle todas las raíces que estén muertas (las puedes identificar por color negro o secas).

Es importante que sepas que las flores tienen un período de duración que puede ir entre 1 a 3 meses, dependiendo de como la cuides. Una vez que las flores se marchitan y caen, puede ocurrir que la vara floral se seque o se mantenga verde, si se seca debes podarla en la base que la conecta con las hojas, y si se mantiene verde puedes podarla igual o dejarla. 

El hecho de que las flores se marchiten no quiere decir que la planta está muerta, sus hojas y raíces se mantienen vivas y deben estar de un color verde. La planta puede dar flores de 2 a 3 veces al año, y tiene un tiempo de vida de 7 a 10 años.

En cuanto a su ubicación, deben estar en el interior de tu hogar en un lugar con iluminación natural para que se produzca la floración, pero que no reciba sol directo. El sol directo puede quemar las flores y las hojas. Igualmente, deben estar en un lugar que no tenga corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura, por cuanto puede afectar las flores y botones de la planta.

En cuanto al riego, puedes observar que las mismas vienen en un macetero transparente que facilita ver el color de sus raíces, si las mismas están verde obscuro quiere decir que están hidratadas y no debes regarlas, si se colocan de un color verde más claro hacia blanco es el momento de regar. Para regar correctamente las mismas, debes sumergir el macetero transparente en un envase con agua a temperatura ambiente, aproximadamente unos treinta segundos, hasta que las raíces vuelvan a adquirir un color verde obscuro.


Es importante controlar el riego de la manera arriba indicada, por cuanto la planta puede verse afectada tanto por falta como por exceso de agua, y ten en cuenta que es más difícil recuperar una planta por exceso de agua debido a que se pudren sus raíces, atrayendo hongos y plagas.

Con estos breves consejos esperamos que disfrutes de la belleza y elegancia que brinda esta hermosa planta a tu hogar. 

¡Fácil, rápido y con amor!




Artículo siguiente ¿Cómo cambiar una planta de macetero?