Suculenta Kalanchoe

Oferta -26%
$3.900
$2.900

Kalanchoe daigremontiana , el Aranto prodigioso

El Kalanchoe Daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum), es una planta de la familia de las Crassulaceae, nativa de Madagascar, aunque también se cree que proviene de Latinoamérica. Mide alrededor de un metro, con hojas carnosas las cuales tienen la particularidad de emprender el papel de reproducción, ya que en ellas aparecen muchísimos hijuelos que al caer enraízan rápidamente (incluso se puede observar que antes de caer, ya tiene raíces).

Llamada la “siempre viva” o “madre de miles” entre tantos nombres regionales por esta característica tan inusual, sus hojas pueden alcanzar un tamaño de 30 centímetros, carnosas, oblongo lanceoladas con manchas oscuras en el envés, la floración es impredecible ,no es anual, en algunos cultivos de ensayo en la península ibérica llega a florecer al segundo año, el tallo principal se alarga rápidamente y aparecen unos racimos de flores rosa-moradas y acampanadas.

El género Kalanchoe abarca más de 100 especies de las cuales, solo 3 son medicinales: Kalanchoe daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum), Kalanchoe pinnata (Bryophyllum pinnatum), Kalanchoe gastonis-bonnieri (mas indicadopara las afecciones de higado)(Bryophyllum gastonis-bonnieri), principalmente hablaremos del Daigremontiana

Propiedades: el espectro curativo de esta planta es muy amplio, es usada en muchas partes del mundo especialmente en Latinoam érica, África y Asia, ahora en Europa como alternativa a otros tratamientos oficiales muy agresivos. Esta planta es muy efectiva para los daños celulares y tumorales (con resultados asombrosos en casos terminales de cáncer) reumatismo, inflamaciones, hipertensión, cólicos renales, diarreas, heridas profundas y gangrenadas, Infecciones, quemaduras, abscesos y en muchos casos de esquizofrenia, crisis de pánico, miedos…..a todo esto le podemos añadir un gran alcance de cura ya que se produce sanación de daños celulares en diversos órganos del cuerpo.

Como tomarla: internamente podemos tomarla de muchas formas, ensalada, picadillo de verduras crudo, con zumos de frutas o jugo de las hojas de la planta con un poco de agua. También se pueden secar las hojas, machacarlas y tomar una cucharada por infusión tres veces al día. Una dosis estándar seria 30 gramos de hoja fresca diarios en 2 tomas, dependiendo del peso de la persona podríamos subir o bajar esta. 5 gramos de planta por kilo de peso en la persona es el máximo, más seria toxica ,es decir, unos 300 gramos para una persona de 60 kilos, externamente podemos hacer cataplasma de hoja fresca machacada ,jugo de las hojas con un medio como aceite de almendra , oliva…como ungüento, así, la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante. Es muy importante la actitud mental del enfermo a la hora de hacer el tratamiento, pero siempre deberíamos hacernos conscientes de que estamos utilizando un ser vivo, que tiene una parte física pero también una energía y propiedades que no vemos. Ésta planta, tiene la virtud de curarnos y por lo tanto debiera haber un respeto y una toma de conciencia ante ésta realidad. Nuestra actitud ante las enfermedades debe ser lo más positiva posible.

Contraindicaciones: No tomarla durante el embarazo, pueden estimular el útero. No usar por largos periodos de tiempo si no es para tratamiento. Tiene compuestos como los bufadienólidos que son glucósidos cardíacos, en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico.

El cultivo: son plantas muy adaptables, soportan tanto el sol como la sombra, pero necesita suficiente luz, no soportan el frio y las heladas, en invierno ahí que protegerlas de las inclemencias climáticas. Agradece una tierra suelta, tipo turba, los riegos deben de ser moderados, no soporta los excesos de agua, la Kalanchoe daigremontiana en concreto aguanta mejor las sequias pero detienen su crecimiento, al regar no mojar las hojas.ahi que en tutorarlas ya que son frágiles y se parten fácilmente con el viento, no le atacan plagas más que el caracol, la babosa y algún que otro mamífero. Su reproducción, como comentamos antes, es a lo largo de los bordes de las hojas, aparecen una sucesión de hijuelos, los cuales caen o se cogen cuando estén creciditos y se plantan, enraízan muy bien.