mayo 30, 2017 0 Comentarios

En el caso de un Huerto urbano en un balcón, no solemos tener mucho margen de maniobra para instalar. Lo habitual es tener tu balcón/es hacia la calle y allí colocar nuestro Huerto urbano

Podemos estructurarlos bien de tal manera que podamos aumentar nuestra capacidad de producción teniendo varios. En balcones anchos pueden entrarnos uno o dos en la barandilla, y quizás alguno más en la pared. En un departamento de 60 metros cuadrados con dos habitaciones podrían ponerse dos por balcón, teniendo así una superficie de cultivo de algo más de 1,5m2. En un piso que no dispone de terraza es todo un lujo.

La instalación es sencilla. Tenemos dos baldas y dos patas. Colocamos el forro interior a las baldas y lo sujetamos con las chinchetas. No es necesario agarrarlo muy fuerte pues con el peso del sustrato no volará. Además, con el paso de las cosechas es posible que necesitemos cambiarlo.

Atornillamos las baldas a las patas, dejando entre balda y balda al menos unos 30 centímetros. Lo ideal es poner la de arriba lo más arriba posible sin que tape los agujeros de agarre y la de abajo lo más abajo posible sin que toque el suelo. Así nuestras plantas tendrán más espacio para crecer y recibirán más luz. Una vez montado lo colocamos en la barandilla del balcón y lo atamos con las bridas de plástico. También podemos usar alambre, bridas metálicas, cordón, etc.

Llenamos de sustrato las baldas, dejando un par de centímetros de margen en los bordes para que al remover el sustrato no se nos caiga por fuera. Ya lo tenemos listo para cultivar.

Para un Huerto urbano en la terraza, lo ideal es montarlo en el propio lugar donde vayamos a instalarlo. Si lo montamos en otra estancia nos arriesgamos a que después no nos entre por las puertas. El montaje es sencillo. Tiene una base, cuatro paredes laterales y cuatro patas. Apoyamos la base en el suelo y vamos colocando las paredes laterales una a una y atornillando. Un vez atornillado podemos elegir si queremos el cultivo en altura o más bajo, dependiendo de lo que vayamos a cultivar. Si lo queremos en altura, insertaremos en la mesa la patas con la parte corta para arriba, así la parte larga nos quedará hacia abajo levantando la mesa. Si lo que vamos a cultivar son plantas altas como las tomateras o las judías podemos meter las patas con la parte larga hacia arriba, quedando la corta hacia abajo y levantando poco la mesa del suelo. De esta manera nos facilitará después la poda y la recolección. Las patas largas hacia arriba nos dan también un muy buen apoyo para colocar estructuras de sujeción como cuerdas, alambres, palos, etc

Si tenemos sitio para colocar varios Huertos urbanos, lo ideal es que los dispongamos de tal manera que podamos trabajar siempre por la parte larga del mismo, lo que nos será más cómodo. En terrazas pequeñas podemos colocarlos en L imitando las mesas de oficina. Si vamos a colocar un sistema de riego automático, lo ideas es que las mesas estén pegadas por su lado más corto p ara que podamos extender las mangueras de goteo todo a lo largo.


Suscríbete